Biblia de la Iglesia en América


 

2ª REUNION DEL EQUIPO DE TRADUCCION DE LA "BIBLIA DE LA IGLESIA EN AMERICA" (BIA)

 

Bogotá, 11-14 de abril del 2005

En un marco de oración, estudio y diálogo fraterno se llevó a cabo en Bogotá la 2ª reunión del equipo responsable de la traducción de la llamada "Biblia de la Iglesia en América" (BIA), los días 11 al 14 de abril del 2005.

La mayor parte del encuentro consistió en un seminario de traducción dirigido por el P. Horacio Simian-Yofre, S.I., maestro del Pontificio Instituto Bíblico de Roma. Los integrantes del equipo, conforme a nuestro campo de trabajo, habíamos preparado previamente la traducción del Salmo 51 o la de Lc 1. Durante las 9 sesiones tuvimos la oportunidad de revisar con esmero y espíritu crítico las distintas traducciones, aclarando las razones de la opciones textuales, exegéticas y lingüísticas asumidas en cada caso. Además fueron surgiendo distintos problemas que se plantean en la tarea de interpretación y traducción. Tratamos de dar respuesta y solución a esos interrogantes. Al final del seminario se dio una referencia obligada a la Bibliografía básica para el traductor y al Manual del traductor preparado por nuestro Obispo Responsable y exegeta Mons. Santiago Silva Retamales (Chile).

En continuidad con la labor realizada ahora, la próxima reunión consistirá también en otro seminario de traducción, trabajando por separado los del AT y los del NT. Cada uno se comprometió a preparar la traducción de tres capítulos representativos del libro o conjunto de libros encomendados. Además revisaremos las notas que presentemos a la Biblia, lo mismo que el esbozo de la introducción a cada libro. Todo esto nos ayudará a definir más claramente nuestra tarea. Así podremos perfeccionar el Manual del traductor y configurar mejor la identidad de nuestra Biblia. La reunión será en Bogotá, del 29 de agosto al 2 de septiembre.

La última sesión de trabajo de cada día la dedicamos a dar y recibir algunas informaciones y dialogar sobre diversas responsabilidades y encomiendas del equipo.

En cuanto a la selección de otros traductores se recordaron los criterios fundamentales: conocimiento de los idiomas originales y del castellano, competencia exegética y sensibilidad pastoral. Los coordinadores de las diversas áreas lingüísticas tienen la encomienda de presentar candidatos para esta tarea, de manera que en la próxima reunión podamos ya escoger a los que serán invitados a traducir.

Revisamos el iter de la traducción, planeado ya en la reunión pasada, añadiendo algunos pasos que se harán cuando el traductor tenga ya los materiales iniciales. También recordamos el tipo de material que se pide como introducción al libro y las características de las notas que han de acompañar el texto.

Los PP. Sidney Fones y Carlos Quintana, Secretario general adjunto y tesorero general respectivamente del CELAM, estuvieron presentes en la última sesión del martes para hablar con este equipo acerca del presupuesto que financia la Conferencia Episcopal de Estados Unidos (USCCB). En base al presupuesto preparado por el coordinador general del equipo, intercambiamos opiniones y quedamos de estudiarlo en un pequeño comité.

El jueves por la mañana nos acompañó el Dr. Roberto Bascom de las Sociedades Bíblicas Unidas (SBU). Nos vino a explicar y mostrar las características de Paratext 6, programa (software) preparado por ellos como ayuda para las traducciones de la Biblia y obsequiado generosamente a cada uno de los integrantes del equipo.

En esta reunión cobramos más conciencia de que esta obra de la traducción será una empresa ardua, que nos pedirá bastante tiempo, esfuerzo y dedicación. La vemos con entusiasmo y esperanza, en un espíritu de servicio a nuestras Iglesias, para que la Palabra de Dios siga difundiéndose y transforme nuestras personas y comunidades.

cjg, 16 de abril del 2005

To top