Enxet - Traducción del AT


Traducción del AT Enxet

Los Enxet pertenecen a la familia lingüística Mascoi que habitan el Chaco paraguayo. Son varios los grupos emparentados en esta familia: los Sanapaná y los Angaite, grupos que antes estaban un tanto olvidados pero que actualmente están afianzando su identidad y su lengua, y los Kaskiha (Guana pero no del grupo de habla arahuaco) que se identifican como tales pero que ya no hablan su lengua, sino el guaraní.

 

Los Enxet son posiblemente más conocidos por el término Lenguas, y con ese nombre aparecen en publicaciones y escritos oficiales como eclesiásticos y antropológicos. En realidad, este nombre lo aplicaron los españoles a todas las tribus que usaban un barbote circular o elíptico en el labio inferior, y que daba la impresión de una segunda boca con su propia lengua. Pero este adorno es atípico en el Chaco, encontrándose más bien entre los habitantes de la Chiquitanía, Bolivia.

 

Los Enxet están divididos en dos grupos, sin contar los subgrupos que existen en ambos. Ellos son los enhlit del Norte y los enxet del Sur, aunque ellos no hacen esta marcada diferenciación. La diferente grafía en la denominación denota influencia misional.

 

Las primeras traducciones hechas a este idioma la hicieron los anglicanos, y datan de 1908. Comenzaron con ciertos textos bíblicos: los evangelios, algunas epístolas, la liturgia completa, y luego un diccionario y una gramática que nunca fueron publicados.

 

Actualmente, existe “El Nuevo Testamento Lengua Sur - Tasek Amya’a” (Las Buenas Noticias) publicada por la Sociedad Bíblica Paraguaya. Un equipo de tres traductores nativos enxet Martin Rojas, Juan Martine y Asunción Rojas están trabajando en la traducción del Antiguo Testamento en la localidad de Río Verde, que está a unos 300 Km. de Asunción. Comenzaron en el 2002 y esperan terminar en el 2010.

 

El enxet, como otros idiomas chaqueños trata de no incorporar palabras foráneas para las novedades que vienen de afuera. Se hace un esfuerzo para darles nombre en el idioma, y al parecer esto sucede con bastante naturalidad, y con llamativa rapidez para los de afuera. En otros casos, los menos, se adecua la palabra a la lengua.

 

Un ejemplo:

Weyke: vaca

Weyke namagkok: ubre, mama de la vaca

Weyke namagkok egmenek: (weyke nagkegmenek) agua/jugo de la ubre de la vaca = leche

Weyke nagkegmenek pexmok: grasa del jugo de la ubre de la vaca = crema

Weyke nagkegmenek ekyennakte (duro): queso

 

Selyátekto: (aksok - cosa, ekyateko - que es amarrilla) =  naranja

Selyátekto egmenek: jugo de naranja